19 octubre 2017

Una de las pruebas de resistencia más duras del mundo de las competencias. 24 horas al volante, día y noche, conduciendo a altas temperaturas dentro del coche donde la concentración y la fortaleza mental de los equipos comparten importancia con la ingeniería y la mecánica para recorrer con éxito los 3,500 kilómetros en estas competencias.

Más de 700 vueltas en 24 horas de conducción ininterrumpida en el Automovilismo Catalunya, donde participan, junto con el soporte técnico y mecánico de SEAT Sport, Once Cup Racers.

Pruebas de resistencia, ¿Quién gana?

En estas competencias no gana el equipo que cruce primero la meta, sino el que haya circulado más kilómetros en el tiempo que dura la prueba. Se calcula que, como media en una carrera de estas características, cada coche recorre hasta 3,500 kilómetros.

De acuerdo a la piloto y embajadora de SEAT, Laia Sanz: “Es importante estar preparado física y mentalmente”, es la clave para lograr “conducir durante tantas horas, superar los momentos de estrés y lidiar con los 60 grados que se llegan a alcanzar dentro del habitáculo del vehículo” comenta Jordi Gené, piloto que ha participado en múltiples de estas pruebas.

24 horas sin detenerse.

Resulta muy importante considerar que, para una prueba de resistencia de 24 horas, cada equipo debe tener entre dos y cuatro pilotos que se releven entre sí cada hora y 40 minutos. Las normas son muy estrictas y exigen trabajar en equipo, es por ello que el conductor debe apoyar a acomodar a su sustituto mientras los mecánicos trabajan.

La noche y el amanecer son los momentos más duros ya que durante la noche los pilotos bajan el ritmo reduciendo la velocidad media en un 10% y durante el amanecer, la carrera pone a prueba a los conductores debido al cansancio acumulado y a los reflejos del sol.

A lo largo de la competencia, los equipos realizan 16 paradas durante las cuales la coordinación del equipo es clave para ganar tiempo durante el repostaje, el relevo de pilotos o el cambio de neumáticos.

Los autos que participan en estas competencias están particularmente preparados para ello. Se requieren aproximadamente de 40 horas para adaptarlos a las exigencias de ser conducidos durante un día completo. Para optimizar la visibilidad por la noche, se añaden luces LED entre los faros frontales y para ganar segundos en cada parada, se modifica la manguera del surtidor de gasolina haciendo posible repostar sin necesidad de abrir la puerta.

SEAT Sport presente.

Durante las 18 ediciones de las 24 Horas de Barcelona, SEAT Sport siempre se ha mantenido presente y brindando soporte a los equipos. Esta última edición, en la que han participado Once Cup Racers, no ha sido excepción.