Share

Martorell, 28/septiembre/2016. – 1,400 días, más de 1,000 bocetos, 5,000 kilos de plastilina y 1,000 litros de pintura. Son algunas las cosas que se utilizan para diseñar un nuevo modelo. Es un proceso de cuatro años que comienza con el trabajo de un artesano, con papel y lápiz, y termina con un vehículo en la línea de armado. En el proceso, se hacen modelos de plastilina de tamaño real, el interior del nuevo auto es definido y se experimenta con nuevos colores y texturas.

1. Briefing. Para comenzar, las guías del nuevo modelo son bocetadas y aprobadas. Crean el mapa que definirá el ADN del auto, para que el proceso completo siga estas indicaciones.

2. Bocetos. Los diseñadores ya pueden comenzar a producir bocetos preliminares del nuevo auto. Cada versión refleja “como queremos que se vea”, dijo Jaume Sala, jefe del departamento de Diseño de Interiores de SEAT; al final se obtiene una imagen del nuevo vehículo que es “la imagen perfecta”. Durante estos 4 años se producen más de 1,000 bocetos.

3. Generar diseño asistido por computadora. Ya que los bocetos son hechos, se generan digitalmente para dar volumen al vehículo. No sólo sirve para el diseño del nuevo auto, también para su monitoreo técnico.

4. Modelo de plastilina. Este modelo de tamaño real pesa 4 toneladas, el doble de un auto convencional. Sirve para recrear físicamente el diseño exterior, y es constantemente cambiado para acomodarse a las modificaciones. Este proceso también requiere mano de obra de un maestro artesano, que suaviza y le da forma al modelo a mano.

5. Modelo congelado. Este es el diseño exterior definitivo que ya fue aprobado por la compañía. Se ve completamente real, aunque sigue siendo de plastilina. Más de 5,000 kilos de plastilina son usados durante todo el proceso hasta que se congela.

6. Creando los colores. El departamento de Color & Trim está a cargo de crear los colores utilizados en el interior y exterior del nuevo modelo. Su trabajo comienza 2 años antes, creando ideas y tendencias que provienen de “las áreas de moda, arquitectura y diseño de productos”. Explica Jordi Font, el responsable de este departamento en SEAT. Aunque se crean 100 fórmulas y se utilizan 1,000 litros de pintura, al final solo 12 tonos llegarán a la paleta de colores para el exterior del auto.

7. Asientos. Los aspectos que tienen que ver con el “confort y el buen ver” son cuidadosamente considerados cuando se desarrollan los asientos, asegura Jaume Sala. El departamento de Color & Trim también se involucra en este proceso; utilizan una máquina de tejer para preparar patrones “que combinen las mejores telas y colores”, dice Jordi Font.

8. Diseño de Interiores. “Todo está enfocado al conductor”, menciona Sala, quién también explica que el protagonismo de la pantalla touch es tanta que primero se decide donde irá, lo demás es secundario. El diseño del interior es especialmente gobernado por funcionalidad. “Nos preguntamos donde sería el mejor lugar para poner un celular, lentes o botella de agua” por esta razón, concluye, el diseño tiene que ser “útil y eficiente”.

El resultado final de todos estos procesos simultáneos es un modelo recién salido del horno. Después de cuatro años de trabajo intenso, el equipo de diseño sigue siendo fuerte, pues un nuevo proyecto está listo para comenzar.