Martorell, 18 de Diciembre de 2014. Entrar a la planta de producción SEAT en Martorell es como llegar a una pequeña ciudad de casi 20,000 habitantes, que conducen de taller a taller por su tamaño. Esta ciudad en específico incluso tiene su propio departamento de bomberos, sistema de seguridad y centro médico.

“Aquí realmente trabajamos 24 horas al día, tratando con 20,000 personas, incluyendo personal interno y externo", dijo Sonia Lázaro, una enfermera en el SEAT Medical Centre. Son las 7 de la mañana y el centro ya está lleno de actividad: es el tiempo del día para chequeos médicos para los trabajadores de la compañía. "Tenemos hasta 80 chequeos diarios", agregó Sonia "Hacemos análisis, espirometría, pruebas de audición y visión, electrocardiogramas", mencionando solo algunas de las diferentes pruebas que se hacen ahí.  

El Centro Médico tiene un equipo de doctores que se especializan en la salud, así como enfermeras que no solo hacen chequeos, si no que también dan otros servicios y están preparadas para cualquier emergencia. En el caso de una llamada de urgencia "un doctor y una enfermera llevan una ambulancia al lugar y hacen una evaluación inicial", dijo Sonia. Dependiendo de lo serio del caso, el trabajador es transferido al Medical Centre o al hospital más cercano.  

Dada la naturaleza específica de algunas posiciones de trabajo en SEAT, especialmente en los diferentes talleres de la planta de producción, una mayor parte de el Medical Centre se enfoca en ver "si un empleado tiene algún impedimento incompatible con el trabajo que hacen, en ese caso tratamos de relocalizarlos", dijo Sonia.  

Sonia define un día típico como dinámico y muy variado. Después de siete años de trabajar en SEAT, lo que más aprecia es "ser capaz de cuidar a los trabajadores de una compañía tan grande", significando que cada uno de los profesionales de el Medical Centre "tiene una tremenda responsabilidad por cada una de las acciones que toma", concluyó.