• Argelia se convierte en el país donde SEAT aumenta sus ventas respecto al primer trimestre de 2017 y se posiciona como el quinto mercado en volumen.
  • En la planta de Relizane también se ensamblarán el Arona y el León a partir del próximo verano.

Con más de dos millones de kilómetros cuadrados, Argelia es el país más extenso del continente africano y el noveno más poblado. Al noroeste, se localiza "Ighil Izane", Relizane en árabe. Una población que se levanta sobre construcciones romanas, fenicias y turcas. En algunos de los campos donde antes se producían cereales, uvas y algodón, ahora se ensamblan coches que se distribuyen por todo el país. La población local, está implicada en este cambio: “Con la llegada de la planta se ha dinamizado la región y se generan puestos de trabajo. La gente está muy motivada”, asegura Salvador Soler, director de Calidad de SOVAC en Argelia. Así funciona la planta que ha ensamblado el SEAT Ibiza 15,000 en el país:

- 620 trabajadores y un coche cada diez minutos:

Cuatro líneas de producción trabajan desde la primera hora hasta la madrugada, ensamblando hasta 120 coches al día en la fábrica de Relizane. 620 empleados hacen posible que cada diez minutos salga un nuevo vehículo de la planta listo para comercializarse.

- Un equipo 100% local:

“El personal es de esta área. Todos han recibido formación en Calidad de producto durante cuatro meses”, explica Salvador Soler, quien ha estado desde los inicios en la Dirección. “Esta es una fábrica con gente joven que respira multiculturalidad. Aquí se escucha hablar inglés, francés y árabe”, añade Soler.

- Controles de calidad durante todo el proceso: 

“Se realizan hasta 1,000 comprobaciones del atornillado al día y cada uno de los mecanismos y encajes de los coches es doblemente revisado”, explica el director de Calidad. En el ensamblaje de los vehículos intervienen más de 50 técnicos y un sistema informático para que los vehículos que se producen por primera vez fuera de Europa, sigan los mismos estándares de calidad.

- Conducción en pavimentos exigentes: 

Tras una comprobación del eje de ruedas y el sistema de frenos, los vehículos se preparan para circular por primera vez en una pista especial en el exterior de la planta: siete tipos de pavimentos irregulares, entre los cuales algunos simulan adoquines o resultan deslizantes. “De esta manera comprobamos el ABS y nos aseguramos que el cliente podrá circular con cualquier condición de forma totalmente segura”, precisa Soler.

- La pintura, inspeccionada en un túnel de luz:

“Sabemos que el mercado argelino es especialmente exigente con el acabado de la pintura”, comenta el Director de Calidad. Para ello, la superficie se revisa una vez más después del test de conducción, bajo un túnel de luz, donde se pueden detectar desviaciones de décimas de milímetro o pequeños cambios de color apenas perceptibles a simple vista.

- Argelia, el quinto mercado en volumen: 

SEAT ha vendido 7,200 vehículos en el país hasta el mes de marzo, tras iniciar la comercialización de la quinta generación del SEAT Ibiza en la planta de Relizane. De esta manera, Argelia se convierte en el país en el que las entregas aumentan más respecto al primer trimestre de 2017, batiendo un nuevo récord y se alza como el quinto mercado en volumen. Además, a partir del próximo verano se realizará el ensamblaje final del Arona y el León, ambos fabricados en Martorell, lo que permitirá seguir incrementando el volumen de ventas.