SEAT concluyó el 2016 con un aumento de ventas por cuarto año consecutivo. El fabricante de automóviles entregó un total de 410.200 vehículos, un 2,6% más que en 2015 (400.000) y el mejor resultado desde 2007. En los últimos cuatro años, las ventas de SEAT han subido un 27,8%, lo que representa 89.200 vehículos más que en 2012 (321.000). El nuevo SEAT Ateca ha impulsado las entregas de SEAT. 24.200 unidades de la primera SUV de la compañía se han vendido desde que llegó a concesionarios a partir de julio. Gracias al exitoso lanzamiento del Ateca, las entregas de unidades SEAT en la segunda mitad de 2016 aumentaron un 5,3%.

Las cifras del Ateca se complementan con el crecimiento registrado por la Alhambra y el León. Ambos modelos concluyeron el 2016 con sus mejores resultados de ventas. Coincidiendo con su vigésimo aniversario, las ventas de la minivan de la marca vieron mejoría de dos dígitos, aumentando en un 13,6% hasta situarse en 30.700 unidades. En términos del León, sus ventas subieron un 3.0% para alcanzar 165.000 vehículos. Este es el mejor resultado de ventas del León desde su lanzamiento en 1999, y es el modelo más vendido de la marca. Además, el SEAT Ibiza está llegando al final de su cuarta generación con un alto volumen de ventas y concluyó 2016 con 152.000 vehículos entregados, cifra ligeramente inferior a la cifra de 2015 (-0,9%).

El presidente de SEAT, Luca de Meo, expresó su satisfacción por los resultados. "Nuestra ofensiva de productos acaba de comenzar, y por otro año nuestro desempeño nos ha dado resultados positivos. El lanzamiento del Ateca nos permite afrontar un futuro próximo con optimismo: ya es el tercer pilar de la marca, y a partir de este año su contribución a las ventas va a ser mucho más notable". Hablando de 2017, Luca de Meo dijo que "con la actualización de León, la quinta generación de Ibiza y la nueva Arona nos fijamos el objetivo de aumentar nuestro volumen de ventas. 2017 va a ser un año muy especial para SEAT".

320.000 vehículos entregados en Europa Occidental

SEAT finalizó el año con un saldo positivo en cinco grandes países europeos.

Las ventas de SEAT en Europa Occidental llegaron a 319.900 unidades, un 2,2% más que en 2015 (312.800) gracias al impulso en mercados como Austria (+ 12,9%), Suecia (+ 31,3%) y Portugal (+ 17,0%). Este es el mejor resultado en la región desde 2007. SEAT también cerró el año con un balance positivo en cinco países europeos. En Alemania, el mercado más grande de la marca, las ventas subieron un 2,5% hasta llegar a 90.000 unidades, mientras que España llegó en segundo lugar con 77.200 vehículos entregados (+ 0.1%). El Reino Unido y Francia, tercer y quinto mayor mercado de SEAT, mejoraron un 0,5%, con un total de 47.400 vehículos y 22.500 vehículos respectivamente, mientras que las ventas crecieron un 3,9% en Italia, el séptimo mercado más grande de la compañía con un total de 16.500 coches entregados.

Recordr de ventas en Turquía e Israel


El crecimiento en Polonia (+ 22,0%), el mayor mercado de SEAT en la región y en Hungría (+ 11,1%) impulsaron las ventas de SEAT en Europa del Este, con un aumento global del 8.2% para situarse en 28.200 vehículos (2015: 26.100). Esta es la cifra de ventas más alta de la región desde 2008. Además, las ventas de SEAT subieron un 3,2% en la República Checa, donde la compañía registró su mejor resultado.

En 2016, SEAT volvió a romper su récord de ventas en Turquía e Israel. Turquía, el sexto mercado más grande de la compañía, aportó más volumen después de aumentar un 41,7% a 19.700 vehículos, 5.800 más que en 2015. En Israel, SEAT creció un 6,2% y registró un total de 8.000 unidades vendidas. Además, en México, el cuarto mayor mercado de la marca, las ventas de SEAT totalizaron 24.500 vehículos, un 1,5% más que el año anterior.

Además, SEAT comenzó sus esfuerzos de comercialización en Singapur y Mauritius en 2016, dos nuevos mercados que se unen a Moldavia y Palestina, que se abrieron en 2015.

En 2017 continuará la ofensiva de SEAT, que se inició con el Ateca. Este mes de enero estará llegando el León en concesionarias, seguido por el Ibiza en los primeros seis meses del año, y posteriormente el nuevo SEAT Arona. El lanzamiento del Ateca está teniendo un impacto positivo en las entregas de clientes, así como en los resultados financieros de la compañía. En los primeros nueve meses de 2016 la compañía registró un beneficio operativo de 137 millones de euros, cifra 11 veces superior a la obtenida en el mismo periodo del año anterior.

Actualizaciones de la red de concesionarios

SEAT concluyó el 2016 con renovaciones completadas en el 60% de la red de la marca de más de 1.700 concesionarios y salas de exposición con la nueva imagen corporativa. La nueva imagen transmite un acoplamiento sútil entre la identidad corporativa de SEAT y el diseño de marca y simboliza los valores de la compañía, creando un ambiente abierto, que da la bienvenida.