¿Qué es el Control Electrónico de Estabilización (ESC) y cómo funciona?

El ESC contribuye a mejorar la seguridad. Reduce el riesgo de derrapar y mejora la estabilidad del vehículo. El ESC detecta situaciones límite de la dinámica durante la conducción, tales como el subviraje o el sobreviraje del vehículo, o bien si las ruedas motrices patinan. El vehículo se estabiliza mediante intervenciones puntuales de los frenos o reduciendo el par motor. Durante la intervención del ESC, en el cuadro de instrumentos parpadea el testigo.

La información sobre los intervalos de servicio se encuentra el Manual del propietario en la sección "Manejo".